Este soy yo, David, quien tras terminar el Grado de Psicología en la Universidad de Sevilla y habilitarse como Psicólogo General Sanitario por la Universidad de Huelva, comienza su carrera profesional en un centro de psicología infantil y juvenil.

Unos meses más tardes, y solicitado por las personas que me iban conociendo en mi localidad, decidí abrir una consulta, La Puerta Amarilla. Psicología, ampliando el rango de población , abarcando desde la infancia hasta la adultez, pasando por la adolescencia.

En consulta, trato de ser cercano con las personas que solicitan ayuda para gestionar la situación o momento personal por el que están pasando, siendo cercano y explicando las cosas desde una perspectiva cotidiana y sencilla. Intento no centrarme en un modelo concreto, optando por usar técnicas y recursos variados, prácticos y útiles; sin embargo, la experiencia me dice que cada persona necesita un acompañamiento, un apoyo, adaptado a sus necesidades.